Ayuntamiento de Legutianowww.legutio.eus

LÍNEAS DE ACTUACIÓN

Su actuación va dirigida a la población en general, a los colectivos sociales existentes (tanto formales como informales) , así como a los grupos de riesgo en particular; incidiendo:

* en las causas -directas e indirectas- que pueden derivar en un problema de drogodependencias.
* en cuanto a la reducción de consumos abusivos de sustancias que pueden generar dependencia
* en la toma de conciencia de actitudes tendentes a favorecer los consumos responsables de sustancias.

 Se trata, en definitiva, de trabajar en, para y con la comunidad y con los grupos y/o sectores que la componen, desde una perspectiva integradora; dinamizando y coordinando recursos y con una proyección a largo plazo.

 Para ello, y como primer reto, se impone la realización de un trabajo previo de análisis y definición de qué es la comunidad en cada una de las diferentes zonas en las que se trabaja; ya que la construcción de un proyecto común de intervención comunitaria vendrá determinado por las diversas condiciones que presenta cada una.

 Asimismo,  y entre otras actuaciones, se considera necesario el desarrollo de órganos de participación comunitaria donde se favorezcan procesos que impulsen la toma de decisiones de manera colectiva; y donde se trate de construir un proyecto común a través de la participación de la comunidad. Integrando y gestionando los conflictos así como la "no-demanda" como motores que impulsen y generen acciones.

 La filosofía que emana del Servicio Técnico de Prevención Comunitaria se condensa en los siguientes puntos referenciales:

1.- El primer reto de la intervención comunitaria es construir la comunidad, lo que requiere un trabajo previo de análisis y definición de qué es la comunidad por parte de cada territorio. Se trata de construir un proyecto común a través de la participación colectiva.

2.- El Trabajo Comunitario propone inclusión social, salida de la marginalidad y el aislamiento. Supone una aventura colectiva donde las personas usuarias y el personal técnico son iguales; son miembros de un colectivo en el que no existen jerarquías, pero sí unas claras definiciones de las reglas de juego éticas y que han de ser establecidas colectivamente.

3.- El Trabajo Comunitario es sanitario, social, económico, educativo,… Las instituciones deben estar abiertas a la comunidad. La Comunidad no es sólo fuente de problemas, sino también fuente y origen de soluciones. Si los problemas son de naturaleza colectiva la solución de éstos ha de ser también colectiva.

4.- Se hace necesario, por tanto, el establecimiento de órganos de participación comunitaria porque no hay comunitarismo sin instancias abiertas de participación y toma de decisiones colectivas y democráticas. Si no es así el trabajo puede llegar a ser participativo, pero en modo alguno será comunitario.

5.- Las herramientas necesarias para la intervención comunitaria consisten principalmente en crear escenas de expresión, participación, respeto hacia la diferencia y la individualidad, y resolución de conflictos. Las formas de convocatoria, las dinámicas de participación, los espacios de conflicto y reconciliación, el placer,… son las claves de la participación.

6.- El Trabajo Comunitario supone integrar el conflicto como un motor más de la acción. El conflicto es inherente a la vida social. Querer evitar conflictos es entrar en crisis, y una crisis que no se resuelve lleva al enfrentamiento.

7.- Se trabaja la “no-demanda” como una forma de demanda explícita. En la dinámica colectiva, la ausencia cuenta tanto como la presencia. Cuando se pregunta por la ausencia se generan sentimientos de pertenencia. Tenemos que escuchar los ruidos populares y los rumores para poder desconstruírlos. Tenemos que creer en el sentido del trabajo colectivo. Un equipo que no cree en ello boicotea el trabajo colectivo.

8.- Si no tenemos los objetivos claros no tenemos método y éste es el que nos marca el camino para poder hacer intervención comunitaria.

9.- El saber comunitario se fundamenta en diferentes saberes: el “saber técnico”; los “saberes culturales”, saberes de las y los habitantes de un territorio y que son portadores de la microcultura local; y los “saberes empíricos” como por ejemplo si dentro de un equipo de personas existen ex-usuarios/as de drogas que tienen la creencia y conocimiento empírico de su experiencia personal.

10.- El personal técnico tiene que tener un pie en la institución y el otro en la utopía, resolviendo nuevas problemáticas con antiguos métodos de intervención, transformando una necesidad real en una necesidad percibida, contactando con el potencial de la persona y no con su disfunción. Esto conlleva ausencia de enjuiciamiento y prejuicio.

11.- Condiciones indispensables para este trabajo son: flexibilidad, accesibilidad, transparencia, adaptabilidad y transversalidad. Los horarios laborales han de ser  fijados en función de las necesidades locales y de cómo funcionan las dinámicas sociales donde se interviene. Los equipos tienen que apropiarse del sentido de lo que hacen para motivarse.



Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aqui.

Copyright © 2009 Dynamic Macroweb & Design S.L. Todos los derechos reservados.
Web site desarrollado por DMacroWeb mediante la herramienta DM Corporative
Comparte:
Últimas galerias: Galería fotográfica
Infórmate:
Alta newsletter: